Wednesday, October 04, 2006
Ellos hablan del amor…
Con el corazón en la boca se sentó en el asiento amarillento del autobús que apuntaba al norte, lo llevaba a cuestas, no se habían dado cuenta.
-

Cuando los perros husmearon el equipaje ya iba lejos,
dejando su aroma que petrificaba el ambiente,
incluyendo a la vieja apestosa que siempre posaba
sus nalgas en el banco de la izquierda…
hasta a ella,
a la que dejaron esperando
con lo que son ya flores marchitas.
-

Las sirenas corrían al lugar de los hechos,
de lejos se veía el destello de las luces entre los matorrales
en los cuales escondía su cuerpo.
Ya era negro,
lo había sumergido entre el agua oscura
viviente de la orilla.
-

El autobús paró… sin pensarlo dos veces y luego de cerciorarse de que
todavía lo escondía en el bolsillo derecho
del pantalón bajó las escalinatas, ahí la vio.
Llevaba ropa oscura,
seguía enredada en mantas del siglo 20 y fumaba un cigarrillo.
Sus manos temblaban,
no pudo distinguir si por el frío de la noche,
o por el terror que albergaba su alma.
-

“Llegas tarde”… replica dejando caer la mini-chimenea, la que segundos después aplasta con los zapatos corroídos y húmedos que cubren sus pies.
-
“Llegaste temprano…” fue la respuesta de lo que perfilaba un aire de complicidad en su mirar. Se le notaba el cansancio, miró el suelo en donde descansaba aquel personaje de su historia y tuvo la tentación de acompañarle. Se sobresaltó cuando vio las luces del próximo autobús que ya empezaba a frenar en una mezcla de chillidos faltos de aceite. Le hizo señas de que se incorporara y acto seguido le tomó de su brazo izquierdo, y casi como si estuviera empujada por el viento le apretó fuerte contra sí y le inspeccionó tal mercader lo hace con su producto recién adquirido.
-
“Hueles a muerto…” le dijo su compañera.
-
A lo que él mientras le acariciaba
su cabellera sucia y aceitada
le replica:
-
“Y bien MUERTO que está..."
-
Nota del autor: No me hagan mucho caso... estoy loca últimamente... creo que esto sólo lo entenderé yo... (Eso es lo que pasa cuando el paciente se desespera y la esperanza se desencanta... se convierten en suicidas... del amor)

Labels: , , ,

 
posted by Ayi at 11:25 AM | Permalink |


6 Comments:


  • At 1:25 PM, Blogger Lunatica!!

    oler a muerto , jummm talvez ella se dio cuenta que era mas que eso

    abrazos querida mia ,

     
  • At 3:11 PM, Blogger DrLacxos

    sabes que t he dicho que estos son los mejores escritos, esos que hacen tus "fantasmas", esos escritos que cuando terminas te soprende de haberlo dicho tu, esa es la magia, talvez no haya sentido para nosotros, pero si mucho para ti.

     
  • At 5:52 AM, Blogger Zumo de Vidrio

    En cada palabra que leía hacía una especia de película mental y,,, fué estupenda la historia..!!

    La encontré con mucho sentido,,, aunque me gustaría que la siguieras a ver en que para todo esto..!!

    Te sigo,,
    Z de V.

     
  • At 7:27 AM, Blogger Demetrix

    Me gusto mucho, describe la manera la agonia de vivir, de pasar los dias, esperar... tampoco me hagas mucho caso a mi, fue lo que percibi, jejeje... cuidate mucho.

     
  • At 1:52 AM, Blogger We're Bookworms

    Oh my GOD! Esto por casualidad esta inspirado en esa escena de "Great Expectations" (Que pelicula!!!) en la que Ethan Hawke sale corriendo del restaurante a casa de la vieja (Anne Bancroft, nada menos!!) y le comienza a gritar a la ventana de la jevita (que no estaba en la casa) que todo lo que habia hecho en su vida habia hecho en su vida era por ella y blablabla?!?!

    Es lo que me ha recordado esta muerte del amor...

    Caro (Siouxsie...entro con nautiluscafe, porque ahora que mi blog es betta no puedo comentarte!)

     
  • At 7:48 AM, Blogger Ayi

    Me alegra que les haya gustado... mi mente sigue loca... y a veces soy la única que entiende mis cosas... pero me alegra cada matiz que le añaden sus comentarios :)

    Besos!